Monday, October 17, 2005

Maldito Fondart

O debo decir, maldito fondo de fomento al audiovisual. Si, cambió de nombre simple a nombre aparatoso y cambió también la reglamentación. Por fin los proyectos de cine no son aprobados en última instancia por gente de danza, pintura u otra rama del arte. Bravo. Pero como este tipo de cambioos no pueden ser sólo buenas noticias, entre las nuevas cláusulas de postulación hay una que dice que ya no se puede postular sólo para postproducción de cortometrajes. Aquí es donde tengo que aclarar que tengo un corto filmado en S16mm, montado y sonorizado, listo para hacer ampliación óptica a 35mm. Se llama “Valentina y la Muerte” y es muy querido por nosotros, je. Y claro, todo el año guardado, sin mandar a festivales y tal, con el fin de no agotarlo antes de tiempo, antes de ver la luz como cine de verdad. Ahora, con el formulario casi listo y a pocos días de entregar, nos pusimos a revisar las bases -¿que tanto podían haber cambiado, después de todo?- y nos encontramos con el pastelito. Ya no sólo para post.
¿Qué sentido tiene esto? ¿Cuál habrá sido el razonamiento? ¿Habrán pensado que si has hecho un gran esfuerzo para autofinanciarte la primera parte de tu producción, quiere decir que entonces para que quieres el fondart? Me cuesta imaginar cuales fueron los argumentos del descriteriado que se le ocurrió la maldita cláusula. Una putada. En fin, pierdo yo, pierde la auto gestión y pierde el cine chileno.
Bravo, por fin tenemos ley.